Conozca sus peces

Autor: L Sánchez

Ciencia de Vieques: Cinco peces comestibles con alto valor en la economía local

La isla de Vieques tiene una variedad de encantos que la hacen popular para los locales y para aquellos que visitan nuestras costas.  Sus playas, la bahía bioluminiscente, el muelle de Mosquito o Rompeolas, el Fuerte del Conde de Mirasol se encuentran entre sus atracciones más populares.  Sin embargo, no debemos olvidar la experiencia culinaria que se puede disfrutar en nuestra isla.  Específicamente me refiero a la variedad de comida que se extrae diariamente del mar.  Esto incluye peces –el tópico de este articulo-, invertebrados (e.g., langosta, pulpo y caracoles) y animales que poseen un “esqueleto” cartilaginosos (e.g., tiburones y chuchos).   

El propósito de este artículo es presentar información básica de cinco peces comerciales de arrecife que ocupan un lugar prominente en la economía de Vieques y en nuestros paladares.  Los peces en cuestión son el Capitán, la Colirrubia, el Chapín, el Mero y la Sama.  Muchas otras son las especies de peces que el océano nos ofrece para consumo humano.  Un ejemplo lo componen los Roncos (Haemulon spp.) que incluyen al Boquicolorado o White grunt (H. plumieri) y al Ronco Amarillo (H. Sciurus).  Otro ejemplo lo forman los Pargos (Lutjanus spp.), incluyendo el Arrayado o Lane snapper (L. synagris), el Chillo o Silk snapper (L. vivanus) y el Pargo sama o Dog snapper (L. jocu).       

El pez comúnmente conocido como Capitán o Hogfish (Lachnolaimus maximus) es muy hermoso a la vista y muy gustoso al paladar.  Sin embargo, se sabe que al consumirse puede producir envenenamiento  o ciguatera.  Se encuentran entre 10 y 100 pies de profundidad y alcanzan hasta 3 pies de largo y 15 libras de peso.  Esta especie siempre fue la preferida de mi madre hasta que tanto ella como mi padre sufrieron un envenenamiento severo con este manjar.  Su distribución incluye el Caribe, Golfo de México, las Bahamas, y Florida hasta el norte de Carolina del Norte y Bermuda.  Una forma común entre pescadores de atraparlo es usando arpón. 

Las escuelas de Colirrubias o Yellowtail snapper (Ocyurus chrysurus) son preciadas por los pescadores recreacionales y comerciales ya que proveen la oportunidad de pescar un alto número de las mismas usando cordel o hilo de pescar.  Comúnmente habitan profundidades entre 10 y 60 pies; alcanzan hasta 4.5 pies de largo con un peso de hasta 4.5 libras (comunicación personal con pescador comercial Carlos Ventura de Vieques).  En el Caribe este pez abunda y es común en las Bahamas y la Florida.  Además se observa en el Golfo de México y norte hasta Massachusetts y la isla de Bermuda y sur hasta Brazil y el Atlántico Este.

Cada vez que pienso en el Chapín o Trunkfish (Lactophrys spp.) la primera imagen que llega a mi mente es un delicioso pastelillo echo con este pescado.  El género Lactophrys está compuesto de una variedad de especies pero los tratamos a todos como si fueran una misma especie.  El Chapín no crece mucho en tamaño y se reporta un largo máximo de 1.5 pies.  Su rango de profundidad fluctúa desde la orilla –menos de un pie- hasta 80 pies y con un peso máximo de 3 libras.  Su presencia se ha detectado en las Bahamas y el Caribe y en el Norte hasta New Jersey y Bermuda y en el sur hasta Brazil.  Su pesca es principalmente con artes de pesca. 

Existen diferentes clases de meros y estos pertenecen al género (Ephinephelus).  Una especie con gran importancia comercial lo es el Mero Cabrilla.  En ingles se conoce como Red hind y su nombre científico es (Epinephelus guttatus).  Este conduce su vida entre 10 y 160 pies de profundidad y se reporta hasta 2 pies de largo y 7.5 libras de peso.  Esta especie es común a través del Caribe, en el Golfo de México y Bermuda y ocasionalmente en las Bahamas y la Florida.  Vive en fondos rocosos y de arrecifes donde se aventura poco más arriba de su cueva y área territorial.  El mero se atrapa con arpón, artes de pesca y con hilo de pescar o cordel. 

La sama o Mutton snapper (Lutjanus analis) es un pez muy codiciado por todos.  Los hábitats de sus juveniles de esta especie incluyen bosques de mangle, ambientes arenosos vegetados y canales.  Su valor comercial ha llevado esta especie a que sea protegida por leyes de veda.  La veda son medidas de manejo para proteger la especie de sobrepesca y potencial extinción.  La sama habita profundidades que van de 5 hasta 100 pies y se reporta que alcanzan 2.5 pies de largo y un peso de hasta 25 libras.  El rango de distribución incluye desde Massachusetts en el norte hasta Brazil en el sur, incluyendo el Golfo de México, el Caribe y las Bahamas.  Esta especie exhibe el mismo patrón variado de pesca que exhibe el Mero. 

Articulos venideros se enfocaran en otros recursos marinos que, al igual que los peces, los utilizamos como fuente de alimento para nosotros y nuestras familias. 

Referencias

La Region del Caribe Estadounidense.  Humedales y Peces: Una Conexión Vital.  2004.  Administracion Nacional de los Oceanos y la Atmosfera (NOAA).  Oficina de Pesquerias de NOAA, Silver Springs, MD.

Peces de (Fishes of) PUERTO RICO, Segunda edición.  1992. Vangie Fradera de Hernandez (editora).  Sea Grant College Program, University of Puerto Rico.  Impresos UPR-PCSG, Publicacion numero UPRSG-E-43, Mayaguez, Puerto Rico.

Reef Fish Identification: Florida, Caribbean, Bahamas, Third Edition.  2002.  Paul Humann and Ned Deloach.  New World Publications, Inc.  Jacksonville, Florida.

2 Responses

  1. PABLO #

    me gusta el tema de los peces de P.R. soy principiante en la pesca de orilla de mar y me gustaria tener mas conocimiento sobre el tema.

    June 16, 2011 1:16 pm Reply
  2. ERNESTO N. CHIESA #

    http://www.pescaenpuertorico.com

    July 23, 2013 11:26 am Reply

Leave a Reply